consigue un 10% de descuento en tu seguro de viaje Intermundial

¿De dónde proviene el nombre de la Tierra?

El nombre de la Tierra tiene sus orígenes en la mitología romana y griega.

EL NOMBRE DE LA TIERRA VARÍA SEGÚN EL IDIOMA, AUNQUE EN TODOS TIENE UN SIGNIFICADO PARECIDO.

A la Tierra se la conoce como Mundo, Bola azul, el Gran Azul, Gaia o Globo Terráqueo, aunque su título oficial sigue siendo el de «Tierra». Si sabemos que el resto de los demás planetas deben su nombre a dioses romanos o griegos, ¿de dónde proviene el nombre de la Tierra?

Se cree que el nombre moderno de «Tierra» tiene al menos 1.000 años. La Tierra es el tercer planeta desde el sol después de Mercurio y Venus. El planeta es el único que es capaz de sustentar vida. Según datación radiométrica, la Tierra tiene al menos cuatro mil millones de años. La Tierra es también el cuarto planeta más grande de los ocho y también el más denso. El planeta tiene una sola luna y su viaje alrededor del Sol dura 365 días o el equivalente a un año. La rotación de la Tierra sobre su eje tarda 24 horas o el equivalente a un día.

Nombre del planeta Tierra

Antes de explorar el origen del nombre “tierra”, es fundamental tener en cuenta el hecho de que cada idioma tiene un nombre para el planeta tierra. En portugués, la tierra se conoce como “terra”, los alemanes la llaman “erde”, los holandeses “aarde” y “dünya” en Turquía.

Para todos los idiomas con nombres diferentes, existe una historia que explica la razón por la que se eligió el nombre. Curiosamente, todos los nombres que tiene la tierra en los diferentes idiomas parecen apuntar hacia el suelo.

Así, el término en varios idiomas proviene del término indoeuropeo que que significa «parte seca opuesta a la parte con agua».

¿Cómo obtuvo la Tierra su nombre?

Inicialmente, los anglosajones eligieron llamar a la tierra «erda». Los anglosajones fueron un pueblo de origen germánico que conquistaron y ocuparon Gran Bretaña en el siglo V. Por tanto, no es de extrañar que el nombre anglosajón “erda” tenga orígenes germánicos.

La correspondencia en alemán de la palabra es «erde», que sólo presenta una ligera variación de su equivalente anglosajón. La correspondencia en inglés antiguo de la palabra «erde» era «ertha» o «eor(th)e».

En los países con idiomas latinos como el español, el nombre de la Tierra deriva de “Terra”, que era la palabra que se usaba para referirse a la Tierra. En este caso, Tellus o Terra era la diosa que personificaba a la Tierra en la mitología romana. A veces era llamada como Tellus Mater o Terra Mater, siendo Mater un título honorífico aplicado también a otras diosas.

El equivalente de Terra en la mitología griega era Gea, que es la raíz de la palabra «geografía» que ha llegado al castellano en nuestros días.

Hay ciertas escuelas de pensamiento que tienen teorías completamente diferentes sobre el origen de la palabra. Una de esas teorías dice que una lengua indoeuropea es la fuente de la palabra. Sin embargo, con todas las teorías expuestas, hay una cosa interesante que queda clara sobre la Tierra. Al igual que otros planetas, el planeta Tierra tiene raíces en la mitología griega y romana al igual que los otros siete planetas (Venus, Mercurio, Saturno, Júpiter, Urano, Marte y Neptuno) del Sistema Solar. Incluso el planeta enano Plutón tiene orígenes similares.

El origen de todos los nombres de los planetas se recogen en el Diccionario de biografías y mitología de Grecia y Roma, de William Smith.

¿Debería capitalizarse el nombre de la Tierra?

Inicialmente, durante los períodos del castellano medio temprano, la palabra «tierra» se escribía completamente en minúsculas. Sin embargo, el período del castellano moderno temprano cambió la palabra «tierra» por un nombre propio. La palabra se capitalizó especialmente cuando se discutió junto con otros objetos celestes. Recientemente, las cosas han sido un poco diferentes y la mayoría de los estilos aceptan la palabra como nombre propio o si está escrita completamente en minúsculas. Otro estilo común trata la palabra como un nombre propio si aparece como un nombre (como «la superficie de la Tierra) y acepta las minúsculas si la palabra va seguida de la palabra «el» (como «la superficie de la tierra»).

Descubre el Mundo!

Déjanos hacer el trabajo duro a nosotros y recibe en tu email los mejores artículos y mapas gratis.

Nunca enviamos spam desde Proyecto Viajero! Échale un vistazo a nuestra Política de Privacidad para más información.

Lo último de Proyecto Viajero