Renueva tu Pasaporte… y alcanza un nuevo propósito!

Hay trámites administrativos que son un tostón, y renovar el Pasaporte es uno de ellos… aunque puede plantearse de forma MUY positiva!

Te cuento.

Voy a ir a Estados Unidos en enero. Genial!

Compruebo que mi ESTA siga en vigor (básicamente es una instancia que se realiza online para que, siendo nacional de uno de estos países, puedas entrar en Estados Unidos sin visado) y, sigue vigente. Perfecto!

Compruebo que mi pasaporte no haya caducado,  y lo cierto es que caduca a mediados del año que viene. Estupendo!

Me saco mis vuelos…oh oh oh. Y ya los tengo! Hop!

Pero empiezan los «Peros»!

Darle vueltas a las cosas siempre es malo. Y si encima añades el componente de internet, se vuelve en actividad peligrosa.

Según algunas páginas, es necesario que el pasaporte tenga, al menos, 6 meses de validez para visitar Estados Unidos. Y el mío, además de estar bien viajado, no cumple esa validez.

Según otras, este requisito no es necesario.

De hecho, SE que no es necesario!

Pero finalmente, me doy por vencido y, para asegurar el tiro y ahorrarme problemas de última hora, consigo cita para renovarlo (en España es un proceso muy ágil).

Si, acabo de volver con mi flamante pasaporte nuevo en el bolsillo, limpio e inmaculado, y con el antiguo, invalidado… pero lleno de recuerdos!

Me he ido a tomar un café y, ojeando el antiguo y el nuevo, he caído en la cuenta que renovar el pasaporte… es lo mejor que se puede hacer para empezar otra vez!

Como la conversación entre Calvin y Hobbes:

Una hoja en blanco no tiene pasado. Todo es futuro. Todo está por escribir – Mark Twain

calvin-hobbes

Nuevos propósitos

En mis últimos 10 años (durante los cuales mi pasaporte ha sido válido) he estado en:

Y no me dejo ninguno!

pasaporte_español_interior

He acabado con el pasaporte lleno de sellos al 80% (y eso que en Europa no son necesarios).

He visto sitios que no olvidaré nunca y a los que quiero volver.

He dormido en tienda de campaña, en un coche, en campings, en una cuneta y en hoteles de 5 estrellas.

He comido varios sandwiches de dulce de leche y no me he encontrado mal, hecho un «pica-pica» en un hotel con vistas al Canal Beagle por Navidad y pasado una semana comiendo hamburguesas en Nueva York.

He conocido a gente estupenda que me gustaría volver a encontrar y a personajes que quiero olvidar.

He hecho un niño en África que nacerá en primavera.

He entendido que, el crecimiento, reside en el movimiento!

Y ahora qué?

Ahora… tengo (tenemos) un librito con 30 hojas que quiero llenar en los próximos 10 años. La mochila que me quedo de estos años cabe en los álbumes de fotos de los sitios en los que hemos estado, en decenas de Gigabytes de fotos, en libros, mapas, guías y folletos. Todavía da tumbos por la nevera un tarro de dulce de leche comprado en patagonia (si algún argentino lee esto que me diga si caduca!) que me niego a tirar y varios posavasos de cartón de japón, anunciando la Euroliga de Polonia 2012. Sí, los viajes, tienen estos giros inesperados…

Que carai, ahora que lo pienso, quiero llenar mi Pasaporte ANTES de que caduque! Correr nuevas andanzas en el mismo sitio es como sorber y soplar a la vez: por mucho que se intente, no se consigue!

Mientras tanto, leednos lo que vamos publicando por aquí. No existe futuro sin pasado. Y el nuestro da para muchos artículos más.

Feliz Viaje!

GRACIAS POR LEER

Hola, soy Alejandro P. — Descripción Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Aenean vitae arcu id est condimentum tincidunt. Nunc luctus molestie mauris nec luctus. Vestibulum elit lectus, imperdiet non posuere sagittis, hendrerit eu enim.
Alejandro Pina
Únete a otros 10.000 suscriptores que reciben información exclusiva por email!

7 RAZONES PARA SUSCRIBIRSE →

Deja un comentario