10 Hechos Importantes Sobre la Revolución Rusa: Del Zarismo Al Comunismo

La Revolución Rusa de 1917 acabó con la formación de la Unión Soviética (o URSS), uno de los países más extensos de la historia.

LA REVOLUCIÓN DE 1917 CONVIRTIÓ EL IMPERIO RUSO EN LA UNIÓN SOVIÉTICA, EL PAÍS COMUNISTA MÁS IMPORTANTE DE SU ÉPOCA.

La Revolución Rusa de 1917 fue un levantamiento social que tuvo dos etapas diferenciadas: la primera en febrero y la otra en octubre de 1917. Las secuelas de la Revolución fueron la sangrienta Guerra Civil Rusa con un número estimado de muertos de entre 5 y 12 millones de personas y el nacimiento de uno de los Estados más poderosos de la historia de la humanidad: La Unión Soviética.

La Clase Obrera Y Su Importancia

La Revolución Rusa se vio precedida por un clima social y político que hizo posible su victoria. Los trabajadores y la clase obrera en general se convirtió en un actor preeminente de la época gracias a la revolución industrial que vivió Rusia a principios del Siglo XX.

La clase obrera rusa estaba mal pagada y sufría unas condiciones pésimas de trabajo. Al mismo tiempo, las condiciones del trabajo en el campo eran de todo menos óptimas por lo que se dieron varias circunstancias al mismo tiempo para que la base social rusa se levantara contra la burguesía y la nobleza.

El Domingo Sangriento

El Domingo Sangriento tuvo lugar en San Petersburgo el 22 de enero de 1905.

El origen se encuentra en las masivas manifestaciones contra el zar Nicolás II. Los manifestantes fueron aniquilados por la Guardia Imperial, dejando cerca de 1.000 muertos y heridos. Esto provocó varias huelgas más adelante.

El Domingo Sangriento es considerado un evento crucial que condujo a la revolución.

El Liderazgo Fallido Del Zar Nicolás II

El último Zar de Rusia, Nicolás II.
El último Zar de Rusia, Nicolás II.

El zar Nicolás II trató de calmar la situación reorganizando la Duma estatal y el parlamento ruso, de manera que los ciudadanos tuvieran una participación e intervinieran el poder autocrático del zar.

Sin embargo, cuando las dos dumas no jugaron como él deseaba, eliminó sus poderes. Este movimiento fue visto cómo algo antidemocrático ayudó a tensionar más la situación.

La Primera Guerra Mundial

Soldados rusos luchando en una trinchera, en la II Guerra Mundial.
Soldados rusos luchando en una trinchera, en la II Guerra Mundial.

Con el comienzo de la Primera Guerra Mundial, se hicieron visibles aún más problemas en la estructura socioeconómica rusa.

El país fue golpeado por una inflación colosal porque el gobierno invirtió gran parte de sus activos en gastos militares.

Rusia estaba en un estado catastrófico durante y después de la Primera Guerra Mundial, con una gran cantidad de sus ciudadanos que perdieron la vida en durante la guerra y la escasez de alimentos que afectaba a prácticamente todos en Rusia.

La Primera Guerra Mundial para Rusia no fue como la Segunda Guerra Mundial. Con esta última, la Unión Soviética ganó poder y amplió su influencia a sus estados satélite.

Petrogrado Y La Revolución De Febrero

La revolución finalmente tuvo su primer episodo en Febrero de 1917.

En Petrogrado (San Petersburgo) comenzaron protestas a gran escala donde los trabajadores industriales mostraron su decepción por el gobierno y el régimen del zar Nicolás II.

A finales de febrero, prácticamente todas las industrias de Petrogrado cerraron.

Un Poder Dual

Cuando Nicolás II abdicó el 3 de marzo de 1917, la Duma del Estado creó un gobierno temporal y puso a cargo al Príncipe Georgy Lvov.

En paralelo, la clase obrera creó su propio cuerpo político representativo, uniendo a los trabajadores industriales y a los soldados curtidos en la Primera Guerra Mundial.

Los Bolcheviques

Lenin, en un mitin político en San Petersburgo.
Lenin, en un mitin político en San Petersburgo.

El segundo, y principal, episodio de la Revolución Rusa se organizó en torno a la figura Vladimir Lenin y el enfoque del marxismo que tenía.

Los bolcheviques eran grupo político radical que creció en el seno del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia (POSDR).

Finalmente, en Octubre de 1917, los bolcheviques de Lenin asumieron el gobierno.

El Ejército Rojo Contra El Ejército Blanco

Camión con soldados del ejército rojo, en la Revolución de Octubre de 1917.
Camión con soldados del ejército rojo, en la Revolución de Octubre de 1917.

La instauración del régimen bolchevique por parte de Lenin tuvo un efecto inmediato: la Guerra Civil Rusa.

Por un lado, el Ejército Rojo, que con el paso del tiempo se convertiría en uno de los más poderosos de cuantos haya habido, respaldaba a Lenin y el régimen comunista. Por el otro, el Ejército Blanco estaba formado por fuerzas nacionalistas contra revolucionarias rusas y en muchos casos pro – zaristas.

El Ejército Rojo ganó la guerra y finalmente, ayudó a que del régimen soviético quedara totalmente asentado.

La Guerra Civil Rusa Tuvo Millones De Muertos

Rusia quedó muy tocada después de la Primera Guerra Mundial. La Guerra Civil Rusa, solo ayudó a agravar el caos que sufría el país.

Se estima que no menos de 5 millones de personas perdieron la vida entre 1917 y 1922 en la sangrienta guerra.

La Victoria De Stalin

Estatua de Lenin, ubicada en Livadia, Crimea (Ucrania, ocupada por Rusia)
Estatua de Lenin, ubicada en Livadia, Crimea (Ucrania, ocupada por Rusia)

Lenin encabezó el estado comunista de la Unión Soviética hasta su muerte en 1924.

Después de su muerte, los dos sucesores potenciales más destacados fueron León Trotsky y Josef Stalin.

Hubo una lucha de poder encarnizada entre los estalinistas y los trotskistas que se dirimió a favor de los primeros. Trotsky se vio obligado a abandonar el país en 1929 y vivió varios exilios hasta que recaló en México, donde fue asesinado por un español, Ramón Mercader (liberado de prisión en 1960 la URSS le otorgó la condecoración de Héroe de la Unión Soviética).

Stalin dejó el poder a su muerte, en 1953.