consigue un 10% de descuento en tu seguro de viaje Intermundial

El conflicto de Nagorno Karabaj: la guerra del legado soviético

El conflicto de Nagorno Karabaj es uno de los legados de la Unión Soviética.

EL CONFLICTO QUE TODAVÍA COLEA EN NAGORNO KARABAJ FUE PROVOCADO GRACIAS A UNA DECISIÓN DE UNO DE LOS TIRANOS MÁS CONOCIDOS DEL SIGLO XX: JOSEF STALIN.

En Septiembre de 2023, Azerbaiyán lanzó una ofensiva relámpago para recuperar Nagorno Karabaj, una región enclavada dentro de Azerbaiyán. La ofensiva azerí provocó que el Alto Karabaj (o la República de Artsaj, como se conoce en Armenia) quedara totalmente desierta de personas de etnia armenia en un éxodo sin parangón en la región desde la época de la Unión Soviética.

Si Nagorno Karabaj ya pertenecía a Azerbaiyán de iure antes de la ofensiva azerí, hoy puede decirse que Nagorno Karabaj está bajo el control total de Azewrbaiyán y, en este sentido, la República de Artsaj se disolvió como país de reconocimiento internacional limitado, en Dicimebre de 2023.

El origen del conflicto en Nagorno Karabaj

Historia del Alto Karabaj hasta el Siglo XX

El monasterio de Dadivank es uno de los más antiguos en la región de Nagorno Karabaj.
El monasterio de Dadivank es uno de los más antiguos en la región de Nagorno Karabaj.

La antigua población de la región de Nagorno-Karabaj estaba compuesta por varias tribus indígenas y migrantes que más tarde se mezclaron con los armenios que llegaron a la región alrededor del siglo II o IV a.C. Artsaj fue la provincia del Reino de Armenia desde el 180 a.C. hasta el siglo IV d.C.

En el 387 d.C., Artsaj, junto con Utik (otra provincia armenia), pasó a formar parte de la Albania del Cáucaso, que tenía una fuerte influencia armenia. En ese momento, la mayoría de la población de Artsaj eran armenios que tenían una cultura y civilización florecientes.

Los árabes musulmanes conquistaron Nagorno-Karabaj en el siglo VII durante la conquista musulmana de Persia, y el Califato respaldó a los gobernadores locales para gobernar la región. La Casa de Khachen, establecida en el año 821 por el Príncipe Sahl Smbatian, gobernó Artsaj como Principado de Khachen, que existió hasta el siglo XIX.

Nagorno Karabaj bajo el dominio soviético

El Imperio ruso adquirió el Karabaj (incluido Nagorno Karabaj) en 1805 mediante el Tratado de Kurekchay y lo convirtió en su protectorado. Según este tratado, firmado entre Pavel Tsitsianov (en representación del emperador) e Ibrahim Khalil Khan en nombre de Karabaj, los rusos debían reconocer al Khan y sus descendientes como los únicos gobernantes de la región. Los persas finalmente cedieron Karabaj en 1813, tras la guerra ruso-persa. El resto del Cáucaso Meridional pasó a formar parte del Imperio Ruso en 1828, tras la firma del Tratado de Turkmenchay.

La actual disputa sobre Nagorno-Karabaj surge de la sovietización del Cáucaso Sur (Transcaucasia) por parte de la Oficina del Cáucaso de la mano de Joseph Stalin.

Stalin era el Comisario de Nacionalidades de la Unión Soviética a principios de la década de 1920. Karabaj fue parte de la efímera República Federativa Democrática Transcaucásica, que se disolvió en las actuales Georgia, Azerbaiyán y Armenia. Entre 1918 y 1920, Azerbaiyán y Armenia se disputaron varias regiones, incluido el Karabaj, lo que dio lugar a breves enfrentamientos. La Primera Asamblea Armenia de Nagorno Karabaj declaró la región autónoma en 1918 y estableció el gobierno y el Consejo Nacional.

Después de la Primera Guerra Mundial, los británicos confirmaron a Khosrov bey Sultanov, designado por el gobierno de Azerbaiyán, como gobernador general de Zangeur y Karabaj. Aunque los armenios de Karabaj rechazaron la decisión, el Consejo Nacional finalmente la aceptó, mientras que los de otras regiones de Karabaj se opusieron al acuerdo. En abril de 1920, mientras las fuerzas azerbaiyanas luchaban contra las fuerzas armenias en Karabaj, los bolcheviques ocuparon Azerbaiyán, seguido de Georgia y Armenia en 1921. Cuando Azerbaiyán y Armenia se sovietizaron, Nagorno Karabaj se convirtió en un enclave minoritario en Azerbaiyán. La autonomía incluía principalmente las aldeas armenias, con Shusha como centro administrativo.

Resumiendo: durante siglos, los azerbaiyanos musulmanes y los armenios cristianos, que consideran la región su hogar, se enfrentaron para decidir quién debía controlar el Alto Karabaj. La dominación rusa comenzó en 1823 y, cuando el Imperio Ruso se disolvió en 1918, se reavivaron las tensiones entre la Armenia y el Azerbaiyán recién independizados. Pero tres años más tarde, la Rusia comunista puso sus ojos en los estados del Cáucaso y comenzó a incorporarlos a lo que se convertiría en la Unión Soviética.

Dado que el Karabaj tenía una mayoría de población armenis, se decidió que pasaría a formar parte de la República Socialista Soviética de Armenia

Pero el nuevo Comisario de Nacionalidades soviético, Joseph Stalin, revocó la decisión y en 1923, Nagorno Karabaj se convirtió en una región administrativa autónoma de la República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

Conflicto y secesión de Nagorno Karabaj

Soldado en Nagorno Karabaj con la bandera de Artsaj en su guerrera.
Soldado en Nagorno Karabaj con la bandera de Artsaj en su guerrera.

La región del Karabaj, incluido Nagorno Karabaj, permaneció pacífica durante la era soviética. Sin embargo, la cuestión de Nagorno Karabaj resurgió en la década de 1980 cuando la Unión Soviética comenzó a resquebrajarse.

En 1988, los armenios de Nagorno Karabaj, con el apoyo de la República Socialista Soviética de Armenia, comenzaron a hacer campaña por la transferencia del óblast autónomo a Armenia. Sin embargo, el gobierno soviético y la República Socialista Soviética de Azerbaiyán se opusieron a esta demanda. Los desacuerdos llevaron al primer conflicto entre Armenia y Azerbaiyán, conocido como el enfrentamiento de Askeran.

En 1989, los soviéticos transfirieron Nagorno Karabaj a Azerbaiyán, lo que provocó que el Consejo Nacional y el Sóviet Supremo de Armenia proclamaran la unificación de la región con Armenia. Sin embargo, el gobierno azerbaiyano abolió el óblast autónomo y puso el territorio bajo su control directo en noviembre de 1991. Un mes después, los armenios de Nagorno Karabaj votaron a favor de la creación de un Estado independiente, al que denominaron República de Artsaj.

Después de que los dos países se independizaron de la Unión Soviética en 1991, los azerbaiyanos y armenios de Nagorno Karabaj entraron en una guerra a gran escala. A principios de la década de 1990, las fuerzas armenias en Karabaj controlaban gran parte del suroeste de Azerbaiyán, incluidos los territorios que conectaban con la región. Una serie de negociaciones dieron como resultado un alto el fuego el 12 de mayo de 1994.

Más conflictos y acuerdo de alto el fuego

Manifestación en Los Ángeles (Estados Unidos) para pedir el cese de las hostilidades en el Karabaj.
Manifestación en Los Ángeles (Estados Unidos) para pedir el cese de las hostilidades en el Karabaj.

A pesar del acuerdo del alto el fuego, los conflictos periódicos entre soldados azerbaiyanos y armenios en la región provocaron muertes de forma periódica. Varios órganos, incluida la Asamblea Parlamentaria o El Consejo de Europa y la Organización de la Conferencia Islámica condenaron la limpieza étnica y adoptaron resoluciones para contener los conflictos en la región. En 2008, el presidente azerí Ilham Aliyev y el presidente armenio Serzh Sarkisyan firmaron un acuerdo y se comprometieron a resolver el conflicto sobre la región de Nagorno Karabaj.

La búsqueda de una solución política a la cuestión de Nagorno-Karabaj se complicó aún más por las aspiraciones políticas de la región. La República de Artsaj se consideraba un Estado independiente y celebró varias elecciones y un referéndum que Azerbaiyán declaró ilegales. En abril de 2016, las fuerzas opositoras se enfrentaron en la región y los armenios acusaron a Azerbaiyán de planear capturar el territorio. Durante el enfrentamiento murieron 12 soldados azeríes y 18 armenios. El 27 de septiembre de 2020 también estalló otra guerra en la región, y ambos bandos informaron de víctimas civiles y militares. El 10 de noviembre de 2020 se firmó un acuerdo de alto el fuego territorial entre Armenia, Azerbaiyán y Rusia, por el que Armenia se vio obligada a devolver todos los territorios azerbaiyanos que rodean Nagorno-Karabaj.

Las derivas internacionales del conflicto

El conflicto de Nagorno Karabaj puede darse – militarmente – por cerrado por la posición de dominancia de Azerbaiyán en varios frentes.

Azerbaiyán cuenta con el apoyo de Turquía, miembro de la OTAN, mientras que Rusia apoya a Armenia, lo que convierte la zona en un foco potencial de conflagración. Aunque Nagorno Karabaj es pequeño, hay mucho en juego geopolítico debido a su proximidad a oleoductos y gasoductos estratégicos, y a su ubicación entre las poderosas fuerzas regionales de Rusia, Turquía e Irán.

En septiembre de 2023, Azerbaiyán prometió garantizar los derechos de los armenios de la región. Pero la mayoría de los 120.000 armenios que viven allí no quisieron esperar a ver si los azerís cumplirán sus compromisos y dejaron sus tierras ancestrales para volver a Armenia, en lo que parece ser el punto final de la maldición que padece el país armenio, triste protagonista del genocidio que sufrió por los turcos en 1915.

Descubre el Mundo!

Déjanos hacer el trabajo duro a nosotros y recibe en tu email los mejores artículos y mapas gratis.

Nunca enviamos spam desde Proyecto Viajero! Échale un vistazo a nuestra Política de Privacidad para más información.

Lo último de Proyecto Viajero