consigue un 10% de descuento en tu seguro de viaje Intermundial

20 consejos para dormir en el aeropuerto

Dormir en el aeropuerto puede ser todo un desafío, pero con estos prácticos consejos tu estancia en el mismo será mucho más llevadera.

DORMIR EN EL AEROPUERTO ES UNA EXPERIENCIA POR LA QUE TODO VIAJERO QUE SE PRECIE VA A PASAR, AL MENOS UNA VEZ EN SU VIDA.

Si eres un viajero empedernido te pasará que, al menos una vez en la vida, tendrás que pasar una noche en el aeropuerto. Por ello, dado que los aeropuertos son, cada vez, instalaciones más complejas, dormir en el aeropuerto se ha convertido en todo un arte.

En cualquier tipo de vuelo puede pasar algo: retrasos, pérdida de conexiones, avería en el avión y un sinfín de cosas más. Cualquiera de ellas puede suponer unos pocos minutos de retraso o 24 horas.

Normalmente, cuando la espera es larga, la compañía aérea debería poner a tu disposición una noche de hotel. Pero a veces no siempre es así. O a veces, no sale a cuenta ir al hotel o incluso puede que nuestra escala sea demasiado corta para irnos a un hotel y demasiado larga como para no intentar dormir un poco.

Por todo ello, hemos recopilado los mejores consejos para dormir en el aeropuerto.

20 consejos para dormir en el aeropuerto

1 – Piensa siempre en una alternativa a dormir en el aeropuerto

Este es el consejo más importante para cualquiera que duerma voluntariamente en los aeropuertos. Algunos trabajadores del aeropuerto no apoyan totalmente la idea de que se pueda dormir en el aeropuerto.

Aunque no te expulsarán de la gran mayoría de los aeropuertos del mundo, te preguntarán por qué estás allí, por qué no estás en un hotel como una persona normal y te pedirán pruebas de que estás volando y vas a salir al día siguiente.

Así que ¡prepárate para responder esas preguntas y presentar el billete de avión!

2 – Prepárate

Cuando aparecen en las noticias informes sobre una próxima tormenta de nieve, un huracán o la erupción de un volcán islandés unos días antes de tu viaje, realmente no tienes excusas para ir al aeropuerto preparado para una estancia más larga de lo esperado. Estos son algunos artículos recomendados para el kit de supervivencia en el aeropuerto:

  • Colchoneta inflable barata
  • Gafas de sol
  • Tapones para los oídos
  • Agua embotellada
  • Teléfono móvil, ordenador portátil y unos buenos headphones
  • Despertador (aunque el del teléfono móvil es más que suficiente)
  • Pañuelos
  • Toallitas húmedas
  • Una almohada y manta de avión (prestada, no robada, por supuesto) o un saco de dormir

Consejo final: si viajas solo, lleva un bolígrafo y algunas notas adhesivas. Escribe una nota que diga “Despiértame a las 5:00 a.m.” y pega algunas sobre ti y los asientos a tu alrededor: funciona. La gente te despertará.

3 – Duerme seguro

Siempre es bueno saber donde están las cámaras de seguridad y pasar la noche bajo su protección.

Si viajas solo te recomendamos que duermas cerca de otros viajeros. Asegúrate de que sean viajeros reales y no personas sin hogar (a veces es difícil saberlo en ciertos aeropuertos).

Si bien no conocemos de casos de ataques contra personas que duermen en los aeropuertos, ha habido algunas manoseos, robo de tarjetas de crédito y algunos iPods y computadoras portátiles que han desaparecido.

¡Se inteligente y duerme seguro!

4 – Llega pronto

Si pasas la noche en un aeropuerto concurrido, tendrás que llegar temprano para conseguir un buen lugar, especialmente durante la temporada de verano (temporada alta para dormir en el aeropuerto).

Aeropuertos como el de Stansted en Londres son tan populares que pueden parecer campos de refugiados en una noche normal. De hecho, en Stansted Mucha gente se queja de que hay asientos limitados cuando llegan a las 22:00 horas.

Sala de salidas llena de gente después de vuelos cancelados en el aeropuerto de Stansted el 31 de mayo de 2018 en Londres.
Londres, Reino Unidio – Sala de salidas llena de gente después de vuelos cancelados en el aeropuerto de Stansted el 31 de mayo de 2018 en Londres

5 – Escoge el mejor sitio

Encontrar un buen lugar puede ser su mayor desafío. Si la situación parece deprimente, explora el aeropuerto y varias terminales.

Toma los transbordadores de la terminal y vete a otra. Incluso si vuelas desde la terminal A, puedes descubrir que la terminal C tiene mejores sitios. En los aeropuertos donde hay una terminal nacional e internacional, es posible que la terminal nacional cierre por la noche.

Que no cunda el pánico, dirígete a la terminal internacional, ya que es posible que permanezca abierta. Considera los asientos, la temperatura, los anuncios y el tráfico de personas al encontrar el mejor lugar para pasar la noche.

Es posible que tengas que ser creativo, como dormir detrás de los mostradores de facturación, debajo y detrás de los asientos, en sillas de ruedas y en cintas transportadoras de equipaje. La mejor fuente de información en estos caso es el personal de seguridad, del aeropuerto y de la aerolínea.

Si eres amable, estas personas probablemente te dirigirán a un buen lugar.

6 – Dormir en un coche de alquiler no es mala idea

Ya sea porque estás atrapado en el aeropuerto durante la noche o elijas estar allí voluntariamente, existe la posibilidad de que te sientas incómodo dentro de la terminal.

Si viajas con un presupuesto limitado y no quieres pagar una habitación en uno de los hoteles del aeropuerto, vete a los mostradores de alquiler de automóviles para averiguar el coste del alquiler de un automóvil y (suponiendo que puedas dejar el automóvil en el parking sin coste) dormir en el coche.

Lo mejor de esto es que puedes reclinar lo asientos acolchados y no habrá molestos anuncios de seguridad ni ruidos de carritos de equipaje pasando por encima de tu cabeza durante toda la noche.

Como algo negativo, el cláxon de los automóviles y el chirrido de neumáticos pueden sacarte de tus casillas.

Muy importante: recuerda verificar el horario de entrega del coche. Casi todos los aeropuerto tienen zona de «drop off» y un buzón para dejar las llaves, pero asegúrate por si acaso.

7 – Protege tu equipaje

Persona durmiendo en el aeropuerto
Para dormir en el aeropuerto hay que ser muy consciente de que, lo primero, es proteger tus pertenencias.

¡Una de las principales preocupaciones al dormir en el aeropuerto es, obviamente, que te roben mientras duermes!

Si no puedes dejar sus maletas en la consigna de equipaje durante la noche, deberás encontrar una manera de asegurarte de que alguien no pueda acceder a sus maletas.

Si has perdido un vuelo de conexión no has de preocuparte de esto porque, o bien las maletas se facturaron al destino final y no las tienes o bien la compañía aérea ha hecho las cosas como debe y te ha facilitado una noche de hotel.

La forma de proteger tu equipaje realmente depende de dónde y cómo duermas, por lo que no existe una respuesta correcta, aunque estos sencillos consejos te ayudarán a sentirte más seguro:

  • Duerme con las cremalleras orientadas hacia tí, hacia el suelo o hacia la pared. Esto hace que el acceso sea más difícil y potencialmente ruidoso
  • Duerme con el brazo o la pierna encima de la bolsa grande, de modo que si se mueve, te despertarás (algunas personas incluso se encadenan el equipaje a la pierna).

8 – Actúa y compórtate de forma inocente

Incluso si duermes en los aeropuertos con regularidad, ¡no actúes como un profesional!

Actúa como si REALMENTE no quisieras estar allí y como si no tuvieras ningún otro lugar adonde ir. Poner cara de persona que lo ha perdido todo, siempre ayuda. Recuerda que a los ojos de los trabajadores del aeropuerto “el aeropuerto no es un motel”.

Por otro lado, no abuses del sistema ni de la tolerancia del aeropuerto hacia la hospitalidad de los durmientes. Quedarse en un aeropuerto durante días, tender la ropa en la terminal y cocinar en una estufa de gas sólo arruina la situación para otras personas que realmente necesitan dormir en el aeropuerto.

9 – Consigue comida… ¡gratis!

Como muchos restaurantes de los aeropuertos cierran por la noche alrededor de la hora del último vuelo y seguro que querrás abastecerte de agua y similares antes de que todo cierre, siempre puedes probar de conseguir algo de ellos si tu presupuesto de viaje es menos que bajo.

Hay algunos vendedores generosos que regalan la comida no vendida a quienes duermen en el aeropuerto. Si viaja en grupo, envía a la persona que parezca más desesperada a deambular sin rumbo por el área del patio de comidas cuando el personal comience a cerrar. Quién sabe… puede que vuelvan con algunas hamburguesas y patatas fritas.

10 – Zona de llegadas vs. Zona de salidas

La zona de llegadas a veces es más cómodas que los asientos cerca en el área de embarque, dentro de la terminal. Es sorprendente lo diferentes que pueden ser las dos áreas en algunos aeropuertos.

Por supuesto, la lógica del aeropuerto parece ser que las personas que salen van inmediatamente a sus puertas y no se sientan alrededor de los mostradores de facturación durante horas.

La sala de llegadas tiene como objetivo hacer que todos aquellos familiares que esperan que finalmente llegue su vuelo después de un retraso de cuatro horas se sientan un poco más cómodos hasta que tu y tus maletas finalmente lleguen.

Desventaja: los vítores jubilosos por los miembros de la familia que llegan pueden volverse ruidosos.

11 – Utiliza ropa cómoda

Utiliza la técnica de las 3 capas: la primera, tipo camiseta; la segunda tipo jersey y la tercera tipo chaqueta.

Ten ropa a mano que te haga sentir lo más cómodo posible si hace un calor insoportable o un frío ártico en tu aeropuerto. En tu equipaje de mano debería haber siempre un gorro, guantes y una manta polar: puede que ahora te parezca una tontería, pero el aeropuerto puede ser un lugar frío de día o de noche.

12 – Viajar solo es un esfuerzo extra

Viajar solo puede ser un dolor de cabeza, especialmente cuando duermes en el aeropuerto. Recuerda que en los aeropuertos donde acampan pocas personas, si es que hay alguna, tendrás que llevar tu equipaje contigo allá donde vayas.

Aunque no tienes que preocuparte de que la gente robe tus pertenencias, no puedes simplemente dejarlas ahí, desatendidas. Si lo haces, es posible que veas al escuadrón antiexplosivos desarmando tu bolso cuando regreses del baño.

13 – ¡Silencio por favor!

¡Se considerado con tus compañeros de aeropuerto!

El hecho que no puedas dormir no significa que otros no deberían poder hacerlo también. Si tienes que llamar por teléfono, hablar con tu acompañante o ver tu película favorita en el teléfono móvil sin auriculares, vete a un sitio donde no molestes.

14 – Si eres un viajero atrapado podrías tener algún beneficio extra

¿Sabías que algunos aeropuertos tienen un suministro de colchones o camas portátiles que sacan para los viajeros que se han quedado atrapados durante tormentas de nieve y otros retrasos climáticos?

Algunos, como el de Sinagpur, incluso te darán una almohada, manta, artículos de tocador y vales de comida.

15 – La Sala VIP del aeropuerto, a tu alcance

Ya no necesitas volar en primera clase para recibir un servicio y comodidad de primera clase. Ahora existen maravillosas salas de pago para los viajeros con billetes de clase económia, por una tarifa relativamente pequeña.

La tarifa incluye comidas estilo buffet, bebidas (incluido alcohol), wifi, duchas y sillas cómodas. Algunos salones incluso ofrecen masajes. Algunos salones están abiertos las 24 horas, pero la mayoría abre temprano, por la mañana.

Una cosa a tener en cuenta es que la mayoría de las salas VIP (incluso las salas de pago) tienen una especie de código de vestimenta. No es necesario que vayas vestido con traje o ropa elegante, pero si apareces como una persona sin hogar con una expresión de «acabo de dormir en el suelo del aeropuerto», no te sorprendas si te dicen que la sala VIP está «llena».

16 – Cómo mantenerse limpio

Después de una noche en el aeropuerto o de un largo viaje, es posible que no te sientas tan fresco y que una fina capa de sudor y grasa empiece a aparecer por tu cada.

Afortunadamente, existen algunas formas de refrescarse por la mañana siguiente antes de abordar el vuelo y hacer que tus compañeros de fila en los asientos del avión no quieran escapar de tí.

En primer lugar, en realidad hay algunos aeropuertos que cuentan con duchas. La mayoría de estas instalaciones se pueden utilizar por una pequeña tarifa que cubrirá el costo del alquiler de toallas y champú/jabón.

Si tu aeropuerto no tiene su propia ducha, vete al hotel del aeropuerto para ver si le permiten usar su área de gimnasio/piscina pagando una tarifa.

Otra opción es utilizar salas de pago. Algunas de estas salas ofrecen duchas, por lo que por un precio razonable podrás ducharte y tomar un buen desayuno antes de abordar tu vuelo.

Y finalmente, como último recurso (y GRATUITO), se ha visto a algunos viajeros menos modestos en baños públicos lavándose en el lavabo.

17 – Despertar a golpe de silbato

A medida que dormir en los aeropuertos se vuelve más popular, los aeropuertos se vuelven menos tolerantes con los viajeros duermen en el suelo y en los asientos, una vez que el aeropuerto arranca por la mañana.

Los servicios de seguridad de algunos aeropuertosc hacen rondas para despertar a las personas que duermen durante la noche alrededor de las 5:00 a.m., cuando los viajeros comienzan a llegar para realizar el check-in temprano en la mañana.

El truco para evitar estos encuentros mañaneros es dormir en lugares menos visibles.

18 – El mejor «plan B» es la tarjeta de crédito

Si bien uno de los objetivos de dormir en el aeropuerto es ahorrar algo de dinero en hoteles, puede llegar un momento en el que simplemente quieras hacer de tripas corazón y pagar una habitación.

Seguro que un hotel será más cómodo y podrás darte una ducha, pero ¿dónde está la aventura en ello? Antes de viajar, es bueno saber dónde se encuentran los hoteles del aeropuerto más cercanos. Si decides reservar una habitación de hotel, ahorrarás algo de dinero al reservarla online en lugar de simplemente presentarse en el hotel y preguntar por la tarifa de una noche.

Durante las tormentas de nieve, cancelaciones de vuelos masivas o huelgas, algunos hoteles se vuelven codiciosos, por lo que si estás en la cola en la recepción del hotel, presta atención a lo que pagan las personas que están frente a ti.

19 – Escribe tu historia

Si estás leyendo este artículo, es probable que tu tipo de viaje vaya a ser en plan mochilero, de varias semanas o meses y que incluso tengas hasta un blog de viaje.

Si es así, o si eres adicto a las redes sociales, ¡escribe sobre tu experiencia de dormir en el aeropuerto! Todos los aeropuertos tienen su trucos, y dormir en el aeropuerto no es una excepción.

20 – ¡Pásalo bien!

Si bien habrá ocasiones en las que no podrás dormir, dormir en el aeropuerto no sólo puede formar parte de ahorrar en un viaje, sino que también puede ser una aventura. ¡Disfrútala! ¡Diviértete y lo más importante, aprovecha la situación al máximo!

Los mejores recuerdos de un viaje son las experiencias con las que regresamos a casa y, gracias a nuestra experience, hay bastantes aventuras que vivir en los aeropuertos.

Descubre el Mundo!

Déjanos hacer el trabajo duro a nosotros y recibe en tu email los mejores artículos y mapas gratis.

Nunca enviamos spam desde Proyecto Viajero! Échale un vistazo a nuestra Política de Privacidad para más información.

Lo último de Proyecto Viajero