consigue un 10% de descuento en tu seguro de viaje Intermundial

Las islas españolas en Oceanía: ¿bulo o verdad?

La Oceanía Española - parte de Palau fue de soberanía española en la época del Imperio Español.

ISLAS ESPAÑOLAS EN OCEANÍA: EN 1948 UN FUNCIONARIO ESPAÑOL LLAMADO EMILIO PASTOR SANTOS, TRABAJANDO PARA LO QUE HOY ES EL CSIC, DEMOSTRÓ QUE EXISTE BASE LEGAL PARA RECLAMAR VARIAS ISLAS SITUADAS EN OCEANÍA COMO ESPAÑOLAS.

El hecho de que hayan islas españolas en Oceanía responde a un supuesto vacío legal en todos los tratados que han ido determinando la soberanía de algunas de las islas de Oceanía. El tema ha llegado a nuestros días amplificado por las redes sociales y el gusto por lo exótico e improbable. Esta es la historia de las islas españolas en Oceanía.

Durante la disputa sobre las Islas Carolinas entre Alemania y España en 1885, que fue arbitrada por el Papa León XIII, la soberanía de España sobre las Islas Carolinas y Palaos como parte de las Indias Orientales españolas fue analizada por una comisión de cardenales y confirmada por un acuerdo, firmado el 17 de diciembre de 1885.

Su artículo 2 especifica los límites de la soberanía española en el Sur de Micronesia, formada por el Ecuador y los 11°N de Latitud y por los 133° y 164° de Longitud.

En 1899, España vendió las Marianas, las Carolinas y Palau a Alemania después de su derrota en 1898 en la Guerra Hispanoamericana. Sin embargo, Emilio Pastor Santos, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas de España, afirmó en 1948 que había bases históricas para argumentar que varias de las islas de Pacífico nunca habían sido consideradas parte de las Carolinas, respaldado por las cartas y mapas de la época.

Pero vayamos a lo interesante de esta historia, dado que ningún gobierno español en el último Siglo ha reclamado soberanía alguna sobre cualquier isla del Pacífico.

El Océano Pacífico se conoció, históricamente, como el «Lago Español»

España se convirtió en una gran potencia mundial gracias a la Era de los Descubrimientos. Cristóbal Colón lanzó una carrera encarnizada entre España y Portugal por controlar el mundo que cambió las reglas del juego. El Tratado de Tordesillas dividió el mundo en dos partes, una portuguesa y otra española, y declaró los mares del mundo como la propiedad privada de estos dos países, elaborando la teoría del Mare Clausum.

Así, el Imperio Español llegó a poseer territorios en los 5 continentes llegando a acuñar la frase de que en el «Imperio Español nunca se pone el sol» (varios Siglos antes que el Imperio Británico hiciera lo mismo, por cierto).

Entre estos dominios, la monarquía hispánica contaba con las islas Filipinas, las islas Marianas del norte, la isla de Guam o decenas de archipiélagos, islotes y pequeños atolones generalmente dispersos y poco conocidos a lo largo y ancho de todo el Océano Pacífico. De hecho, España llegó a descubrir territorios que luego abandonaría, como ocurrió con Nueva Zelanda por ejemplo.

Pero la lejanía hizo su trabajo y todas las posesiones del Océano Pacífico – que llegó a conocerse como el «Lago Español» – fueron perdiéndose con el tiempo, hasta que a finales del siglo XIX, cuando tras la derrota de la Guerra contra Estados Unidos en 1898, España cedió la isla de Guam y Filipinas a los estadounidenses mediante el Tratado de París (además de Puerto Rico).

Tan solo un año más tarde, España, destrozada económicamente después del desastre del 98, decidió vender el resto de posesiones españolas en esta zona, que incluían las islas Marianas, las Carolinas y Palaos, a Alemania por 25 millones de pesetas de la época.

Después, durante el Siglo XX, estos territorios, remotos, poco poblados y con escaso interés económico, fueron pasando por varias manos. Las dos guerras mundiales provocaron que Estados Unidos fuera el beneficiado en el reparto de esos territorios pero por poco tiempo, ya que a finales del Siglo pasado, muchos de estos territorios ganaron su independencia, cosa que no pasó con las Islas Marianas o Guam, que siguen perteneciendo a Estados Unidos como territorios no incorporados.

Las islas españolas en Oceanía y el vacío legal

Mapa del Océano Pacífico durante la Época de los Descubrimientos españoles. Rutas y colonias de las distintas expediciones españolas.
Las islas españolas en Oceanía: ¿bulo o verdad? – Mapa del Océano Pacífico durante la Época de los Descubrimientos españoles. Rutas y colonias de las distintas expediciones españolas. Descargar.

Todos los vaivenes que hemos explicado, tratados internacionales por un lado y posesión efectiva del territorio por el otro, fueron el caldo de cultivo para que se produjeran pequeñas inexactitudes, ayudadas por un hecho geográfico característico de Oceanía: la multitud de islas y atolones y la dispersión que tienen entre sí.

Revisando los tratados históricos, el funcionario español Emilio Pastor Santos comprobó que algunas de estas islas no constaban en los mismos y que por tanto, habían quedado fuera de los acuerdos de venta de las Islas Carolinas a Alemania.

Y estas islas no fueron otras que Guedes, Coroa, Acea (hoy Kirimati) y Pescadores.

Así que el bueno de Emilio plasmó sus teorías en el libro Territorios de soberanía española en Oceanía donde acuña la denominación de Provincia Oceánica Española e incluso lleva la cuestión al mismísimo Consejo de ministros de Franco en enero de 1949. Pero Franco no le vio el valor al reclamo de varios islotes en Oeancía dado que España en aquel momento estaba prácticamente aislada del resto de Europa y, además, la atención se dirigía al Sáhara Occidental y a la colonia que España tenía en el mismo.

Pero el carpetazo franquista a este tema no fue eterno, ya que las teorías de Pastor Santos fueron amplificadas por las redes sociales en plenos Siglo XXI y el tema volvió a ponerse de actualidad hasta que el Gobierno español volvió a cerrarlo oficialmente.

Sin embargo, el libro de Pastor se convirtió, sin querer, en el inicio de un bulo que ha llegado hasta nuestros días. Aunque el asunto cayó en el olvido durante décadas, hasta que bien iniciado el siglo XXI, el tema saltó a los medios de comunicación; tanto que en 2014 se planteó la pregunta en el Congreso: ¿tiene realmente España cuatro islas en el pacífico?

Hoy día, las islas afectadas pertenecen a 3 estados independientes: el atolón de Guedes se llama actualmente Mapia y pertenece a Indonesia; Coroa recibe el nombre de Rongerik y pertenece a las Islas Marshall, Acea se corresponde con un islote llamado Kirimati y el atolón de Pescadores se corresponde con el actual municipio micronesio de Kapingamarangi.

Descubre el Mundo!

Déjanos hacer el trabajo duro a nosotros y recibe en tu email los mejores artículos y mapas gratis.

Nunca enviamos spam desde Proyecto Viajero! Échale un vistazo a nuestra Política de Privacidad para más información.

Lo último de Proyecto Viajero